BLOG

Colectivo Los Hijos: Una iniciativa a imitar

La cita anual de Suroscopia es un encuentro con el cine único en nuestro país.   Suroscopia es una iniciativa única, envidiable. El modelo propuesto por la Universidad de Córdoba toca los puntos fundamentales de la creación contemporánea: impulsado desde la propia Academia, el certamen es algo más, es una puesta en común única para que alumnos de toda la Comunidad de Andalucía* se lancen a la producción sabiendo que todos los lenguajes cinematográficos tienen cabida en esta cita anual. Que el certamen cristalice en un seminario de una semana en la que todos los alumnos puedan encontrarse, conversar y asistir a las clases y proyecciones que tienen lugar es un verdadero privilegio. Los profesionales invitados cada año son todo un lujo. Asistir a Suroscopia acaba siendo un aprendizaje inolvidable también para nosotros pues nos permite conocer de cerca las experiencias de profesionales a los que tanto admiramos como José Luis Guerin, Carles Congost o Alberto Rodríguez ¡Deseamos una larga vida a Suroscopia en esta cuarta edición! Su expansión como modelo de certamen parece cercana e inevitable, ojalá el resto de comunidades adopten la propuesta y creen estos espacios de debate y conocimiento en universidades de toda España. *Más allá de Andalucía. Desde la actual Edición 2014, Suroscopia está abierta a toda la comunidad universitaria pública española. Colectivo Los Hijos El colectivo de cine experimental y documental Los Hijos, compuesto por Javier Fernández Vázquez, Luis López Carrasco y Natalia Marín Sancho se funda en 2008. Su trabajo, que alterna el registro documental con la experimentación formal, se ubica en el terreno fronterizo en que se dan cita el cine de... Leer más

Suroscópicos: “Suroscopia mola”

Julia Martín Participante y áccesit en Suroscopia 2013. Suroscopia mola. Y no es que lo diga yo, es que ésa es la opinión que tiene de esta experiencia cualquier persona que haya tenido la suerte de resultar finalista en este concurso. Yo estuve en la edición de 2013 y desde el momento en el que contactaron conmigo para darme la noticia ya se notaba el buen rollo: organización atenta a las necesidades de los finalistas, contacto continuo, fluido y rápido y, por supuesto, ganas y entusiasmo por hacerte vivir una de las mejores experiencias de tu vida. Tuve la oportunidad de conocer allí a mis “oponentes”, de poner cara a esos directores cuyos cortometrajes vi en la web antes de resultar finalista y con los que flipé. El buen rollo también surge entre los aspirantes a los primeros premios. Desde que llegas a Córdoba compartes todo con ellos (en mi caso hasta viaje en tren puesto que uno de mis compañeros de clase también fue seleccionado para otra categoría del certamen): desayuno, comida, merienda, cena y horas y horas de intenso contenido audiovisual. En mi edición (la de 2013, como dije antes) el maestro, the boss, fue el estupendo José Luis Guerin al que hasta ese mismo momento no tuve la ocasión de conocer. Allí descubrí su obra, su visión del cine y su elegancia al describir las cosas. Aprendí la importancia del montaje de sonido, de cómo puedes crear un paisaje sonoro o incluso contar una historia igualmente buena tan solo con diversos planos sonoros bien elegidos. La escasa importancia que se le da al sonido (no escasa,... Leer más

Suroscopia: El Seminario

Suroscopia no es concurso. Es un certamen. Como certamen, Suroscopia es un tipo de concurso destinado a fomentar una actividad: la creación audiovisual. Por eso, el premio que puedes conseguir participando con tu corto no es un premio cualquiera. Nuestro objetivo es animaros a que os lancéis a idear, rodar, editar.. a concursar. A competir de forma sana, para poner en valor vuestro trabajo, vuestro talento creativo. Reconocer públicamente vuestro esfuerzo y premiaros por ello. Pero mediante un premio va mucho más allá del plano económico… Bueno, es cierto. Los ganadores de Suroscopia tendrán la suerte de obtener una compensación económica: 1.000 euros para el ganador que brille en cada categoría (ficción, artescopia, docuscopia). Pero queremos ofreceros algo más, algo que hace distinto a nuestro certamen: la participación en el Seminario de Suroscopia. Desde nuestra estrecha relación con el ámbito universitario, y siempre bajo nuestro interés en reforzar la formación audiovisual y estimular la generación de oportunidades profesionales entre nuestros participantes, organizamos cada año un seminario formativo. Y ojo al dato. Este seminario no es sólo para los ganadores, sino para todos los finalistas de Suroscopia. En él podrán participar los 15 directores que hayan conseguido elevarse a nuestra final: 5 desde la categoría de Ficción, 5 provenientes de Artescopia, y 5 participantes de Docuscopia. Pero para hablaros del seminario, qué mejor que hablar de sus docentes. El seminario estará compuesto por una suma de profesionales destacados en el sector audiovisual. Un grupo heterogéneo y peculiar, que con su visión creativa, fresca y apegada al terreno, os ilustrarán a través sus conocimientos, su experiencias. Su pasión. ¿Os los presentamos? Los Hijos:... Leer más

Suroscópicos: “Festival Suroscopia. Una gran apuesta por la formación audiovisual”.

Carlos Martín Pazo. “Escribo, dirijo, hago el payaso y veo la tele muchas horas”. Creo que lo que mejor define al festival Suroscopia es la palabra milagro. En un país en el que la línea roja de la educación se mancilla desde las altas esferas, donde las ayudas al estudio menguan hasta la inexistencia, y donde la universidad pública sufre una cada vez más visible absorción al sector privado; en ese país una institución de apenas cuatro años de existencia consigue levantar un arriesgado proyecto que apuesta por la cultura audiovisual, la siembra de un germen industrial y la innovación tecnológica; y todo esto con una subvención pública, con el acuerdo de las universidades andaluzas y con la creación y la organización desde la Universidad de Córdoba. Un milagro. Todos los que han participado en alguna de las ediciones sabe que el premio de Suroscopia es ir al seminario; que sí, que el premio económico está muy bien y si te lo llevas es un empujoncito a los próximo proyectos; pero el valor que tiene el seminario de creación de cuatro días no tiene precio. Cualquiera que se haya interesado por un curso con un director de prestigio sabe cuánto cuesta, y en qué condiciones, realizarlo; pues la confianza que deposita el festival en los quince seleccionados, dándoles la oportunidad totalmente gratuita de recibir formación de profesionales de prestigio, es inaudita en ese país que mencionaba antes. Una confianza que nace del empeño de tener en Andalucía expertos profesionales que impulsen un sector audiovisual que está tuerto, calvo y cojo, cuyo capital abusa del compadreo y que depende de... Leer más

El paraíso del cine

Cinema Paradiso, de nuevo en el cinema. Por su 25 aniversario, este memorable clásico ha vuelto a los cines. Una película que muchos vimos en casa, y que por primera vez hemos tenido la oportunidad de visionar en la gran pantalla. Los espectadores han reído a carcajadas observando las travesuras de Totó. También alguno que otro se ha encogido en su butaca, tratando de contener alguna furtiva lágrima, en ese final que es en sí una obra de arte. Un largometraje del italiano Giuseppe Tornatore con repercusiones internacionales sin precedentes, y una ristra de premios a las espaldas, que la catapultan al rango de película de visionado obligatorio. No podemos dejar de mencionar el trabajo de Morricone, que con su música engrandeció las escenas y dulcificó, entre otros, los besos de Elena. Es difícil explicar el argumento de esta obra, quizá por su sencillez que la hace aún más compleja. Y no seremos nosotros quienes tratemos de dar la interpretación definitiva. Lo que sí tenemos clara es su esencia metacomunicativa: es cine que habla del cine. Del Amor al cine. Y es que para muchos esta película no es más que una declaración de amor cinéfilo. Un amor que se encarna en el magnetismo con el que Totó se siente atraído hacia el proyector, la pasión contenida con la que Alfredo habla de su profesión, la intensidad con la que el pueblo de Giancaldo vive cada escena proyectada en esa peculiar sala. Pero el director va más allá de todo eso. Nos propone pasar de la reflexión a la acción, hacia la persecución de nuestros sueños. Y de esto trata Suroscopia.... Leer más

Suroscópicos

¡Suroscópico! No, no es ningún insulto. Los suroscópicos son unos singulares seres que habitan al sur de Europa. Pastan conocimientos en la universidad, y se alimentan de ideas para producir proyectos. Los zoólogos han descubierto que algunos nacen con una cámara bajo el brazo. Sus sentidos son ligeramente distintos a los del resto de seres. Tienen una visión muy aguda, pero no ven objetos, sino planos. Su oído está muy desarrollado, pero no oyen música: escuchan bandas sonoras en potencia. Algunos suroscópicos viven en manada y realizan creaciones en común . Otros prefieren la soledad de su habitación y el calor de su ordenador. Pero casi todos se sienten un poco incomprendidos, porque son artistas que viven en un mundo en el que son un poquito distintos. Por eso, hemos creado esta sección de nuestro blog, su nueva madriguera, para que puedan comunicarse entre ellos, y con el mundo. Los suroscópicos son los participantes que con sus cortos llegaron a la final de Suroscopia. En realidad, todos son muy distintos entre sí (están los fantasiosos de ficción, los rigurosos de docuscopia, los expresivos de artescopia…), pero tienen algo en común: además de ser amantes de lo audiovisual, comparten la vivencia de haber asistido al seminario que se imparte en nuestro certamen. A través de este espacio los convocamos a que nos cuenten su experiencia, sus opiniones, su visión sobre Suroscopia y sobre el sector audiovisual. Queremos escucharlos, porque como certamen no seríamos nada sin ellos, y porque necesitamos de sus opiniones para seguir creciendo. Queremos que los escuchéis, porque si queréis saber qué es y qué os puede dar Suroscopia,... Leer más

Defendamos la Cortocracia

Cuando SUROSCOPIA se puso en marcha teníamos muy claro cuál era uno de los pilares del certamen: la igualdad de oportunidades. Todos somos conocedores de las dificultades que hay para despuntar en el sector. Especialmente en lo artístico y en lo mediático, se hace complejo hacer carrera, y alcanzar difusión y reconocimiento puede ser un reto cuando no se cuenta con apoyos ni intermediarios. Por eso, nuestra misión es impulsar el talento partiendo de que todos los creadores son iguales en lo que a posibilidades se refiere, y que cualquiera de ellos puede llegar, no ya a ganar SUROSCOPIA, sino a convertirse en un gran artista del audiovisual. Nuestro sistema de valoración de las obras presentadas, basado en el voto popular y en la valoración de un grupo numeroso de expertos, responde a esta idea. La facilidad de participación que proporcionamos, mediante la cual, en un solo click, puedes subir tu corto, también forma parte de esa idea de participación democrática. Por su parte, las diferentes categorías – ficción, docuscopia, artescopia– son una forma más de destacar ese valor democrático que queremos transmitir en nuestro certamen. Porque no deseamos encasillarnos en un solo tipo de obra audiovisual, y no dudamos en promover formatos alternativos, mucho menos comerciales, pero de alto valor creativo y artístico. Porque SUROSCOPIA es Diversidad. Además, no queremos olvidarnos de la comunidad que forma SUROSCOPIA. Más que un certamen, es un espacio colectivo (físico, en nuestros seminarios, y virtual, en nuestra redes) donde posibilitamos el intercambio de saberes y experiencias, de compañero a compañero, de experto a estudiante… y también viceversa. Pero más allá de lo democrático de nuestro certamen,... Leer más

Do It Yourself

Vamos, háztelo tú mismo. Cuando dejaste tu hogar para marchar a la universidad (o simplemente, cuando comenzaste la universidad) empezaste a formar parte de la filosofía Do It Yourself. Sí, aunque no lo creas. Tuviste que aprender a poner la lavadora, descubriste que las camas no se hacen solas, y la frase “¡¿Mamá, qué hay de comer?!” perdió el sentido. Sin saberlo, comenzaste a desarrollar unas habilidades que hasta ahora desconocías, un potencial oculto, y hasta le cogiste el gusto a eso de barrer (bueno, no exageremos). Do It Yourself, más comúnmente conocido como DIY, es una tendencia que lleva años abriéndose hueco  en nuestra realidad y en nuestra forma de ver las cosas. Esta “filosofía” se basa en la idea de que las personas podemos construir, reparar e idear todo lo que necesitamos, sin necesidad de comprar nada, sin necesidad de contratar a nadie. Tiene sus orígenes en los años 70, con el movimiento punk. Los punks arreglaban ellos mismos sus ropas, diseñaban sus complementos, adornaban sus cazadoras. Pero no se trata sólo de generar productos. Va mucho más allá. Se trata de generar ideas, e incluso obras de arte. El sector del arte ha estado históricamente condicionado a las exigencias de los mecenas, en primer lugar, y  a las condiciones de las distribuidoras y la industria, más recientemente.  En el terreno audiovisual podemos verlo claramente. Aunque es una tendencia que lleva presente décadas, Do It Yourself se ha revitalizado en los últimos años, con el auge de las tecnologías y el mundo 2.0. (¿o ya vamos por el 3.0.?), que han dotado a los ciudadanos de un... Leer más

Playas de cine

Es verano. Hace calor. Algunos tienen la suerte de estar chapoteando en la playa. Otros, nos conformamos con encender el ventilador (o el aire acondicionado, en el mejor de los casos), sentarnos tranquilamente y beber un poco de cine ¿No está tan mal no? Si lo que queréis es refrescaros visualmente, os dejamos en este post algunas de las playas más emblemáticas de la historia del cine. Parajes increíbles y bien filmados, que os llevarán al paraíso y os harán olvidar la cruda realidad: es agosto y estamos en la ciudad. Y para hacerlo más divertido, os proponemos que adivinéis a qué película pertenecen, gracias a la imagen y a nuestras pistas. 1. Isla Tortuga, Fiji Dos niños muy rubitos sobreviven a un naufragio y al crecer surge entre ellos una paradisíaca historia de amor.                 2. Playa de Baler, Filipinas Una playa donde el surf se puede convertir en deporte de riesgo, con cierto tufillo a napalm…                         3. Playa de Laughing Waters, Jamaica Una sirena con bikini blanco sale del mar.                             4. Malibú, Islas Barbados Maldiciones, barcos y tesoros muy taquilleros.                     5. Isla Ko Phi Phi Leh, Tailandia Un paraíso que no es tan bonito como parece. Pero Leo no termina de cogerle miedo al mar.                          Esperamos que os hayáis refrescado. Abajo las soluciones,... Leer más

Sonando de cine

Muchos de vosotros estáis ideando vuestras creaciones, y hoy queremos hablaros de un elemento muy importante para vuestras obras: la música. La música va ligada al cine desde prácticamente su creación. La idea de acompañar las imágenes con un hilo sonoro es casi tan antigua como el mismo cine. Para empezar, el cine mudo no era tan mudo. La música ya jugaba un papel expresivo fundamental: revitalizaba a esos personajes mudos, imprimiendo emoción y realidad a cada situación. Y es que la música tiene una gran capacidad comunicativa.   Más adelante, con la llegada del cine sonoro, allá por el año 1925, la música continuó jugando un papel fundamental: subrayaba, comentaba, agregaba, profundizaba… era y es un elemento que redondea la escena, creando un vínculo emocional continuo con el espectador. Desde entonces la música de cine fue evolucionando y tomando más importancia. Era la obertura a las obras, a través de los créditos inicilales, ponía el broche de oro al “The End”, y también era el acompañamiento de la trama. Pero surgió un dilema que hoy en día ni siquiera nos cuestionamos: ¿De dónde provenía la música que sonaba? ¿Podían entender los espectadores simplemente que la música saliera “de la nada”? Fue así cómo nacieron cientos de escenas de bailes, paseos por jardines con violinistas y ferias con bandas que daba verosimilitud a través de la excusa visual. Esta práctica se utilizó hasta los años 40, cuando el genio Hitchcock con su película “Bote Salvavidas” optó por poner música sin más, porque , ¿De dónde podría provenir ésta en medio del mar? A lo que David Raksin, el compositor,... Leer más