Suroscópicos: “Espés”

Suroscópicos: “Espés”
Isaac Rodríguez Ramos
Nací en Manresa (Barcelona) el año 1992. Desde bien pequeño ya tenía una pequeña cámara miniDV en las manos intentando filmar desde películas con mis primos hasta celebraciones familiares. A lo largo de los años fui viendo que me quería dedicar al mundo del audiovisual, así que entré en la Universidad Pompeu Fabra para estudiar Comunicación Audiovisual. Allí me formé, aprendí mucho de varios profesionales e hice varios proyectos y cortos académicos. En la Universidad conocí a Tànit Fernández con quien codirigí mi primer cortometraje documental “Espés”.

De la realidad rural de pequeños pueblos casi deshabitados, a Suroscopia.

“Espés” nació en el marco de la Universidad Pompeu Fabra como un proyecto universitario que, como muchos otros, se hacen sin aspirar a más. Sin embargo, intentamos entre todos dar lo máximo de nosotros para que saliera un trabajo digno. 

Decidimos centrar el documental en un pequeño pueblo que conocía personalmente de mi infancia. De seguida vimos que allí había un tema profundo que contar, la despoblación de pequeños núcleos del Pirineo, pero no queríamos que se contará de cualquier forma. Buscamos un dispositivo diferente, un poco arriesgado, pero que transmitía las sensaciones y emociones que queríamos. Durante el proceso de realizar “Espés” creamos una gran amistad con los cuatro habitantes que, sin duda, es lo mejor que nos llevamos de haber realizado este documental. Al final “Espés” acabó siendo un homenaje a Fina, Milagros, Delfino y Ramón, los habitantes de Espés que nos hicieron pensar sobre temas que jamás nos hubieran pasado por la cabeza. 

Un vez finalizado, y varios meses más tarde, nos llamó la Universidad informándonos que habíamos estado seleccionados para el Festival de Sitges, donde sorprendentemente ganamos mejor dirección y mejor guión en la sección Nueva Autoría. Esto nos supuso una gran motivación para mover el cortometraje por varios concursos, certámenes y festivales, hasta que un día nos encontramos con Suroscopia. 

Solo al leer las bases ya nos dimos cuenta que no era un certamen como los otros. Incluía un seminario con profesionales de primera clase durante toda una semana, junto con quince compañeros que, como yo, les apasionaba el cine y realizar cortometrajes. Así pues, nos apuntamos sin pensarlo ni un momento.

Cuando nos seleccionaron entre los diez primeros ya fue una sorpresa, y cuando estuvimos entre los cinco finalistas nos alegramos muchísimo. Se nos comunicó con una semana de antelación y, al tener poco tiempo, tuvimos algunos problemas en cambiar los planes que ya teníamos… pero no nos queríamos perder el seminario por nada del mundo. La pena más grande fue que solo pudimos ir uno de los dos. Finalmente acabe yendo yo, pero Tànit se lo merecía igual o más.

Llegué a Córdoba y desde el minuto uno me sentí como en casa. Nada más llegar, un chico, Sergio, ya me llamó para que me sentará con parte de los participantes del seminario. Encontré gente muy abierta y simpática, con ganas de compartir una experiencia inolvidable. 

Por otro lado, las clases fueron muy interesantes. Personalmente, admiro mucho la obra de Mercedes Álvarez, así que para mí fue toda una suerte tenerla como ponente principal del seminario, además de otros profesionales de la talla del colectivo Los Hijos, María Cañas y David Sainz y Teresa Segura.

Esa semana de experiencias varias fue un lujo, hasta que llegó el último día. Ya sabía que el verdadero premio ya me lo había llevado: una semana de seminario con grandes profesionales y conocer a una compañeros fantásticos. Sin embargo, recayó en “Espés” el premio Docuscopia. Un premio que agradezco de todo corazón al jurado, al certamen Suroscopia y a Fernando. 

El certamen Suroscopia es un antes y un después para “Espés” y para mí. No hablo del premio, que también, sino la experiencia vivida y como he crecido como potencial profesional del audiovisual y como persona. Me llevo buenas experiencias, buenos amigos, buenos conocimientos y unas ganas enormes de repetir. 

Este post pertenece a una persona ajena a la organización de Suroscopia. El certamen no se hace responsable de las opiniones que incluye, y su publicación no implica la asunción de los contenidos como propios. Toda responsabilidad reside en el autor.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *